Doce pasos hacia la mediocridad

El concepto de la “media tabla” es uno de los favoritos de mi papá, que siempre fue aficionado al fútbol. Un equipo de media tabla es de esos que no pelea nada importante, ni aparece entre la lista de favoritos a nada, pero de vez en cuando le daña el caminado a un equipo grande. A mí el fútbol nunca me gustó tanto, pero me quedé con el concepto, entre otras cosas porque yo me considero de ese selecto grupo de los de media tabla. De esos que como diría Groucho, partiendo de la nada alcanzamos los más altos estándares de la mediocridad.

De media tabla son esas reinas que nombran como la más fotogénica, o la más simpática, y que al final no quedan ni de tercera princesa. De media tabla son actores como Chuck Norris, Steven Seagal, Di Caprio (antes del Óscar), Danny Trejo o Bill Murray. De media tabla son los deportistas que de pronto llegan a ganar diploma, pero no medalla. De media tabla son cantantes como Tulio Zuluaga, Jorge Cárdenas, Amparo Grisales, Ricardo Arjona, Noel Petro o Jorge Velosa. De media tabla es un país como este: Violento y lleno de desigualdad, pero en el que supuestamente vive la gente más feliz del mundo.

Una de las ventajas de vivir en hacia el centro de la tabla es que no se generan expectativas. Por ejemplo: Nadie espera el ascenso inminente de Delfín Quispe a los primeros lugares de la música mundial, y eso es bueno. Los budistas dicen que la felicidad se logra eliminando todo deseo y toda necesidad del ser. Yo agregaría que es necesario también eliminar toda expectativa posible. Así no se decepciona a nadie. Esto lo sabe cualquiera (media tabla o no) que haya vivido lo suficiente en este mundo, aunque saberlo sea muy distinto que ponerlo en práctica.

¡Ay vida cruel!, qué fácil nos dejamos seducir por el canto de sirenas. Con qué facilidad cayeron el Fausto de Goethe y el Neo de Matrix, cuando les dijeron que había otra verdad oculta. Qué rápido firmó uno el contrato y tomó el otro la pastilla. Estar uno cómodo regodeándose en la mediocridad, y ser tentado por el leviatán que te dice al oído que eres bueno para algo, que te estás desperdiciando. Algo así como lo que le pasó a Jota Mario Valencia con el canto.

Pues citando a uno que no han dejado descansar en paz todavía, yo era muy feliz y vivía muy bien, hasta que me di cuenta que no era un media tabla para todo. Que había algo en lo que era realmente bueno, que me podía codear con los mejores. La afición por el SPAM me vino casi al mismo tiempo que llegó el internet a Colombia. Creo que Univalle fue una de las primeras universidades del país que disponía de internet libre en el campus y hubimos algunos que fuimos de los primeros en tener correo electrónico, chat (vía IRC) y acceso a la web. Viendo la cosa en perspectiva y luego de varios blogs, miles de imágenes, videos, memes, y gigas de información inútil, he llegado a la conclusión que la cosa no podía ser de otra forma: El SPAM se me facilita porque empecé desde hace mucho.

Pero ahora siento lo mismo que Fausto cuando se dio cuenta de lo que había firmado, o Neo cuando vio cómo es el mundo real. Los amigos me bloquean en el Whatsapp y me esquivan en los pasillos. Algunos me han dicho abiertamente que estoy pasado con el asunto y temo que en algún momento me hagan la encerrona para una intervención. En la casa no dicen nada, porque me imagino que tienen la tolerancia típica que se le detenta al pariente calavera. A ese que por ejemplo le empeña las cosas a la mamá, o que no se va de la casa después de los 45 años.

En todo caso, creo que ya es momento de tomar cartas en el asunto. De dejar de creerme tanto y volver a la zona de confort que representa la media tabla. He empezado un programa de doce pasos, del cual les iré contando por este medio (ignórese que eso también es SPAM). Supongo que debo empezar por el principio, como muchos otros antes de mí:

  • Hola a todos, me llamo Freddy y soy spammer.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s